miércoles, 4 de marzo de 2009

Ramiro mira

Y cuando mira abre dos tremendos ventanales para que te caigas adentro de él. Fue lindo dibujarte Rami.

6 comentarios:

Fede Castarés dijo...

Un beso maricel, que andes de 10.

karina dijo...

Tus palabras me hicieron acordar de una canción que hizo Hugo Midón para una obra que se llamaba "Vivitos y coleando" para chicos, y que dice asi:

Los ojos son el espejo, que refleja a la persona,
balconcito siempre abierto, por donde el alma se asoma.
Los ojos no andan diciendo una cosa por la otra....
Reflejo fiel, cristales muy transparentes,
los ojos son el espejo por donde se mira a la gente.


Te quiero, gracias por tan magico momento, por captar el alma de Ramiro, por las circunstancias, por todo. Beso

PD: Lo reescribi porque no estoy segura de q el primero que escribi haya quedado subido. Perdon

el Tomi dijo...

Epa, este no lo había visto. Estaba mal acostumbrado a tus ausentes. Taladrante mirada. Muy bien ahí Maricel. Se adivina el rectángulo de los grandes maestros. ¿Lo ves?.

Maricel dijo...

Hola Fede! bienvenido viajero.

Kari: Los ojos de Ramiro son increíbles, lo lindo de dibujar es que al observar mas detenidamente al otro descubrís un montón de cosas que siempre estuvieron ahí pero no las veías. Buen modelo, se la bancó como un señorito inglés.

Hola Tomi, los ausentes son una mezcla de vacaciones y luchas con mi depredador interno. Sigo batallando. Perdone maestro pero no se de que me habla con eso del rectángulo, así que no veo nada, disculpe la ignorancia.

el Tomi dijo...

Hola Maricel:
Si hacés un punto en el hombro derecho de Ramiro, otro en el hombro izquierdo, ahora uno mas en el codo izquierdo y finalmente otro en el codo derecho y unís los cuatro puntos con una línea ¿que vez?. Se le llama rectángulo áureo. No es que lo haya estudiado concienzudamente pero un día terminé un dibujo, me puse a observarlo, noté la presencia implícita de esta figura geométrica y allá me fui a investigar de que carajo se trataba. Investigalo, a lo mejor te es de utilidad. Parece que a los grandes maestros siempre le aparecía uno de estos, por eso mismo es que hay que mirar con mucha atención, incluso los autoretratos. Besito.

Maricel dijo...

Ah...la divina proporción. Si, algo leí. Parece que está en todos lados, en la naturaleza. Es verdaderamente extraño y super interesante, buscaré un poco mas de eso. Gracias troesma.